La vitamina C podría mejorar el rendimiento del ejercicio al reducir las posibles consecuencias negativas del exceso de especies reactivas de oxígeno, al tiempo que perjudica las adaptaciones beneficiosas de entrenamiento que las especies reactivas de oxígeno podrían mediar.
Para acceder a este artículo debes contratar Membresía Premium.