HIPERTROFIA SARCOMÉRICA VS HIPERTROFIA SARCOPLASMÁTICA

El tema de la hipertrofia sarcomérica o sarcoplasmática ha sido y sigue siendo tema de debate y confusión. La proporción de proteína miofibrilar y sarcoplasmática es constante y proporcional. La hipertrofia del sarcoplasma no ocurre sin hipertrofia miofibrilar, es decir, que no hay dos tipos de hipertrofia. Cuando aumenta el tamaño del músculo, lo hace en la misma proporción de tejido miofibrilar (aproximadamente 80% del volumen del músculo) y aumento de sarcoplasma (20% del volumen) de tal forma que no hay diferencias sustanciales en cuanto a un tipo de entrenamiento favorezca más una u otra
Además aunque si que existe un aumento del dominio mionuclear, ello siempre ocurrirá en proporción al aumento miofibrilar, es decir, que si por ejemplo la proporción miofibras/sarcoplasma es de 80%/20%, cuando aumenta la sección transversal del músculo, lo hará en la misma proporción ambos y si acaso, disminuirá ligeramente la porción miofibrilar, pero eso solo en caso de una hipertrofia sustancial como por ejemplo un culturista (pongamos como mucho un 70%-30%).

Es cierto que se pueden obtener algunos aumentos en el volumen sarcoplásmico tomando creatina, carga de carbohidratos, haciendo entrenamiento de restricción del flujo sanguíneo, o causando daño muscular, pero ninguno de ellos causan un aumento muy grande en el volumen del músculo en el primer lugar, y son todos transitorios. Deja de tomar creatina o carga de carbohidratos, y el agua desaparece. La retención de líquidos en los músculos después de una sesión de restricción del flujo sanguíneo o una sesión de entrenamiento que causa un daño muscular mucho se disipa en 72 horas, y el efecto se reduce progresivamente con el tiempo.Las concentraciones medias de glucógeno del músculo esquelético están más próximas a 1,5-2 gramos de glucógeno por 100 gramos de músculo. En otras palabras, el glucógeno supondría un aumento del volumen muscular total en aproximadamente 6-8%, y ese aumento sería «hipertrofia sarcoplasmática, pero nada significativo.

De hecho, si aumentase en gran medida el sarcoplasma en relación a las miofibras, es decir, que se diese un aumento del dominio mionuclear sin un acompañamiento de las proteínas miofibrilares, sería un completo desorden debido a que aumentarían las distancias para las reacciones químicas, ya que aumentaría el dominio mionuclear demasiado como para que se diese un correcto funcionamiento fisiológico y las reacciones bioquímicas perderían la eficiencia, incluso sin llegar a poder darse en cierta medida. Sería un caos celular. De hecho, sólo hay un contexto dónde se altera esa proporción, que es caso de sedentarismo/envejecimiento. La degradación de las proteínas sarcoméricas avanza a un ritmo mayor en sujetos ancianos, sedentarios y/o con patologías, y las sarcoplásmicas se degradan a una velocidad más lenta en estos casos. Además la síntesis de las proteínas sarcoplasmáticas disminuye menos con la edad que la síntesis de proteínas miofibrilares. Vamos, que si eres sedentario y no te mueves, cada vez tendrás una proporción de proteínas miofibrilares-sarcoplasmáticas más a favor de las segundas, con la consecuente pérdida de funcionalidad y fuerza muscular.

Si no recuerdo mal, este concepto surgió de Vladimir Zatsiorsky. No obstante, el mismo Vladimir acepta no recordar los estudios y referencias que determinaron este concepto en los años 50. Sin embargo, autores como Poliquín han mencionado este concepto en sus publicaciones, artículos y libros. Aún así, como todo, ni es blanco ni negro, ni se puede concluir que SI se da (al menos en el concepto popular de la gente y además adjudicar a ello la diferencia de fuerza entre power lifters y culturistas, lo que es absurdo) ni confirmar que NO existe rotundamente.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies