Los carbohidratos forman parte de nuestra dieta evolutiva

En un contexto evolutivo, se deben generar grandes reservas de glucógeno con el fin de proporcionar fuentes de glucosa para períodos de ayuno sostenido o dificultades (como huir de una amenaza). Para ello, la dieta debe proporcionar un excedente de energía y carbohidratos. Por ejemplo, se sabe que los Inuit (esquimales) que se pensaba que estaban constantemente en cetosis realmente no lo estaban. El glucógeno de la carne junto con la elevada gluconeogénesis los sacaba de este estado fisiológico. De hecho, los Inuit tienen hígados agrandados con una mayor capacidad para la gluconeogénesis y tienen mayor capacidad para excretar urea para eliminar el amoníaco, un subproducto tóxico de la degradación de proteínas (Kaleta et al. 2012). Además, parece que realmente comían más carbohidratos de lo que se piensa (Rabinowitch 1936; Sinclair 1953).

El aumento de la secreción de la amilasa salival y pancreática (necesarias para digerir los carbohidratos) que se produjo con el cocinado de los alimentos después del descubrimiento del fuego, es un indicativo claro de que los carbohidratos fueron clave para este desarrollo evolutivo, lo que permitió un aumento del tamaño del cerebro observado desde el Pleistoceno medio en adelante

Las palmeras tienen abundante almidón en sus troncos y algunas especies también producen dátiles. Las raíces de los lirios o los juncos entre otros, la miel, frutas o bayas parecen haber formado parte de la dieta de nuestros ancestros y ofrecen evidencia de la abundancia de almidón comestible en esa época.

Por lo tanto, tal y como exponen Miller et al 2020, los alimentos vegetales que contienen altas cantidades de almidón fueron esenciales para la evolución del ser humano durante el Pleistoceno. Aunque estudios previos han destacado el paso de una dieta basada en plantas hacia una dieta basada en carne como paso clave en el desarrollo del cerebro y otros rasgos humanos, los carbohidratos también eran necesarios para adaptarse a las crecientes demandas metabólicas de un cerebro en crecimiento.

Aunque persisten muchas incertidumbres, es evidente que la ingesta de carbohidratos fue clave para soportar cambios a nivel evolutivo en el ser humano.

Suscríbete por sólo 10 €/mes. Cancela cuando quieras.

¿Quieres acceder a artículos, infografías y estudios de interés completos y exclusivos?
Hazte miembro de la Zona Premium por sólo 10 €/mes.

¡Ahora 8 artículos/podcast nuevos cada mes!
Empezar ahora

Deja un comentario

Quizás también pueden interesarte los siguientes artículos

Hazte con mi libro Réquiem por una Pirámide

En este libro pongo orden al caos de información que nos confunde en el ámbito de la salud, la nutrición y el ejercicio, partiendo del rigor, la ciencia y, sobre todo, del sentido común.

Libro Réquiem por una Pirámide
Comprar ahora

Categorías

Mis últimos artículos

Suscríbete a mi Newsletter

Recibe todas las novedades.

Últimos artículos del blog, promociones exclusivas, últimos cursos disponibles y mucho más. Además, al suscribirte, recibirás de 2 regalos: un documento con 100 preguntas y respuestas sobre nutrición y entrenamiento y un completo documento de 22 páginas con respuestas a preguntas sobre los carbohidratos, la resistencia a la insulina, la pérdida de grasa y el ejercicio. 

Suscríbete ahora