Ni un aumento agudo de la testosterona después del entrenamiento de fuerza, ni un aumento basal a largo plazo, parecen ser necesarios para experimentar ganancias en fuerza e hipertrofia.

Sin embargo, el aumento de testosterona que se produce justo después del entrenamiento de fuerza es seguido de un aumento del receptor de andrógenos musculares, a la vez que hay una caída a niveles basales posterior en la testosterona (por unirse a su receptor para ejercer su acción).

Esta combinación de respuestas (aumento del receptor muscular de testosterona y baja concentración en sangre de testosterona) puede ser un indicativo del desplazamiento de la testosterona desde la sangre hacia el músculo después del entrenamiento de fuerza, lo que puede desempeñar un papel clave en la optimización de la fuerza e hipertrofia.

Cuando comparamos la testosterona y el receptor de andrógenos después del entrenamiento de fuerza en ayunas o en estado de alimentado, vemos que en el estado de ayuno (gráfico a), hay un aumento de la testosterona seguida de un retorno a la línea base después del entrenamiento de fuerza, pero no hay cambios en el receptor de andrógenos 60 minutos después del entrenamiento. Sin embargo, cuando se entrena en estado post-prandial, es decir, habiendo comido (Gráfico b), se produce un mayor aumento de la testosterona justo después del entrenamiento, pero poco tiempo después ésta cae dramáticamente. Esta reducción en la testosterona circulante en sangre se correlaciona con un aumento del contenido del receptor de andrógenos (Gráfico b), lo cuál indica que hay un desplazamiento de la testosterona hacia el músculo, donde se unirá al receptor de andrógenos favoreciendo ciertas vías que llevarán a la optimización muscular en cuanto a fuerza e hipertrofia.

Para hacerlo más sencillo: según este estudio, entrenar en ayunas produce un menor estado anabólico muscular derivado de la interacción testosterona-receptor en comparación con entrenar habiendo comido previamente. Aún así, habrá que seguir investigando para sacar conclusiones fehacientes.

  • ¿Quieres acceder a artículos, infografías y estudios de interés completos y exclusivos sobre entrenamiento, fisiología, fisiopatología, nutrición, nutrición deportiva y mucho más? ¡Hazte miembro de la Zona Premium por sólo 10 €/mes!

Suscribirme a Zona Premium

Deja un comentario

Quizás también pueden interesarte los siguientes artículos

Sobre qué hablo

Mis últimos artículos

Suscríbete a mi Newsletter

Recibe todas las novedades.

Últimos artículos del blog, promociones exclusivas, últimos cursos disponibles y mucho más. Además, al suscribirte, recibirás de regalo un interesante documento con 100 preguntas sobre nutrición y entrenamiento y mis respuestas a las mismas.