COMPRENDIENDO EL FENÓMENO DE INTERFERENCIA DEL ENTRENAMIENTO CONCURRENTE (FUERZA + CARDIO) Y POR QUÉ EXISTEN SUJETOS RESPONDEDORES Y NO RESPONDEDORES AL ENTRENAMIENTO.

En los últimos años, mucho se está investigando y hablando sobre le entrenamiento concurrente, que básicamente y en líneas generales, consiste en realizar entrenamiento de fuerza y de resistencia conjuntamente, planteando cuestiones en relación a si se producen o no interferencias negativas entre ambos, cuanto tiempo de separación debería de haber entre uno y otro para evitar las posibles interferencias negativas o por ejemplo, en caso de realizarlo en la misma sesión, en qué orden debería realizarse en función del objetivo.

Existen multitud de investigaciones contradictorias en ciertos aspectos cuando hablamos de adaptaciones al entrenamiento combinado y se trata de un debate abierto sin duda, del que yo mismo he escrito y hablado bastante, sobre todo de todo aquello que ocurre a nivel celular y explicar los mecanismos que pueden dar lugar al fenómeno de interferencia.

Hasta la fecha, JNK, un complejo proteico celular, ha sido conocido como un importante regulador del estrés celular y las respuestas inflamatorias. Sin embargo, el conocimiento de la fisiología molecular avanza y ello nos lleva a una mejor comprensión de los mecanismos que llevan a las adaptaciones al entrenamiento. Lessard et al 2018, han identificado que JNK juega un rol importante como regulador de la hipertrofia muscular cuando este está activo y a la contra, cuando está inactivo, juega un rol importante en las adaptaciones musculares en los deportes de resistencia, es decir, que las adaptaciones que llevan a la hipertrofia muscular y las que llevan a la mejora oxidativa típica de los deportes de resistencia, están reguladas en direcciones opuestas por JNK, lo que nos lleva a poner a JNK como un factor clave en las posibles interferencias del entrenamiento concurrente, es decir, cuando se entrena fuerza y resistencia de forma conjunta. Por tanto, JNK se activa cuando se entrena fuerza y lleva a un aumento de la hipertrofia muscular y a la contra, se inactiva en deportes de resistencia aeróbica, llevando hacia adaptaciones musculares que llevan a fibras musculares más pequeñas, más oxidativas y una mejor aptitud aeróbica.

Aunque obviamente JNK no es el único protagonista en este sentido (he escrito mucho sobre esto), si que parece representar un factor importante en los mecanismos moleculares que pueden llevar al fenómeno de interferencia clásico del entrenamiento concurrente.

Si bien se sabe desde hace tiempo que el ejercicio puede activar JNK en el músculo, el papel de la activación de JNK durante el ejercicio y su contribución a las adaptaciones inducidas por el entrenamiento no se entendía previamente. Ahora se demuestra que en humanos, una sola sesión de ejercicio puede activar JNK, lo que conduce a la inhibición de la miostatina. La miostatina actúa como un freno molecular que previene la hipertrofia muscular, es decir, es un represor del crecimiento muscular, mientras que su inhibición permite el crecimiento muscular.  Pero es que además, estudios en animales muestran que la miostatina puede actuar como un regulador positivo de la capacidad de resistencia aeróbica.

Por lo tanto, las modalidades de ejercicio de resistencia aeróbica, dan como resultado bajos niveles de activación de JNK, lo que permitirían que la miostatina permaneciera activa y las adaptaciones de resistencia tendrían lugar. Por el contrario, el entrenamiento de fuerza, activa fuertemente JNK y dará como resultado la inhibición de la miostatina y por tanto un cambio hacia la hipertrofia muscular, mediante la tensión mecánica, al tener propiedades mecano-sensitivas.

Pero es que además, JNK puede representar un factor en clave en la diferencia entre sujetos respondedores y no respondedores al ejercicio. Es decir, que los individuos con alta activación de JNK en respuesta al ejercicio de resistencia aeróbica,  pueden ser menos respondedores a la hipertrofia muscular y por tanto fallar a la hora de someterse a adaptaciones del entrenamiento de fuerza.

2 Comments

  1. David 07/08/2018 at 15:01h - Reply

    Hola Ismael, esto quiere decir que es mas conveniente separar sesiones aerobicas y de fuerza en distintos dias o que definitivamente es mejor en lo posible no incluir entrenamiento aerobico? Tendría alguna diferencia si se hace un hiit en donde es mas alta la intensidad o tendrian las mismas interferencias?

  2. Rosendo Anaya 07/08/2018 at 15:32h - Reply

    “Es decir, que los individuos con alta activación de JNK en respuesta al ejercicio de resistencia aeróbica, pueden ser menos respondedores a la hipertrofia muscular y por tanto fallar a la hora de someterse a adaptaciones del entrenamiento de fuerza.”
    No entendi bien! si dijiste que JKN se activa cuando se entrena fuerza y lleva a un aumento de la hipertrofia muscular ¿porque van a ser menos respondedores a la hipertrofia muscular las personas que tienen alta activacion de JNK?

Deja un comentario

Quizás también pueden interesarte los siguientes artículos

Últimos artículos

Suscríbete a mi Newsletter

Recibe todas las novedades.

Últimos artículos del blog, promociones exclusivas, últimos cursos disponibles y mucho más.