¿EL CONSUMO DE CREATINA PROVOCA ALOPECIA?

El hecho de que el consumo de creatina provoca alopecia ha sido extendido hasta la saciedad, debido a como ocurre en muchas ocasiones, se extrapolan datos de estudios sin saber interpretarlos. Como me llegan a diario preguntas sobre este tema, he decidido escribir este post en abierto. Veamos entonces si la creatina provoca alopecia

 

1.- Este argumento surge del estudio de Van der Merwe et al 2009 (es el único que hay en este sentido), donde se comprobó que la suplementación con creatina durante 3 semanas en jugadores de rugby universitarios, aumentó la Dihidrotestosterona (DHT) un 56% durante la fase de carga con creatina (25 gr al día de creatina) y un 40% durante la fase de mantenimiento (5 gr al día de creatina).

2.- El objetivo del estudio, ni siquiera era evaluar si la creatina podría fomentar la alopecia, por lo que no miden este suceso, tan sólo arrojan datos sobre este aumento de la DHT al consumir creatina.

3.- La DHT se produce por la conversión de testosterona mediante la 5-alpha-reductasa,  y en los folículos pilosos puede favorecer la alopecia ya que acorta la fase anágena del pelo (crecimiento) y acelerando la telógena. Fármacos como el finasteride, lo que hacen es inhibir la 5-alpha reductasa para limitar la conversión de testosterona a DHT.

4.- Por tanto, después de este estudio, se extrapoló y se sacó la idea de que la creatina aumentaba la DHT y esto provocaría alopecia. Pero correlación no significa causalidad, por lo que no se puede ni siquiera decir que la creatina aumente directamente la DHT. Por ejemplo, quizás gracias a los efectos ergogénicos de la creatina, los sujetos entrenaron más intenso y este aumento de la intensidad quizás fuese lo que aumentó la DHT. Ni siquiera se establece un vínculo mecanicista de por qué la creatina elevaría la DHT.

5.- Además, hay que valorar el tamaño del efecto y la relatividad. Al expresar los datos en porcentajes, llama la atención ese aumento del 56% de la DHT y luego un 40% en la fase de mantenimiento. Sin embargo, en datos reales, al acabar el estudio la DHT del grupo placebo era de 106 nmol/L y las concentraciones del grupo que tomó creatina era de 136 nmol/L (tabla en la imagen). Esto quiere decir que a pesar de que hubo un aumento de la DHT en los sujetos que toman creatina, este aumento quizás no es tan sustancial como para provocar alopecia grave, ya que sujetos con alopecia suelen presentar casi el doble de las concentraciones de DHT en sangre que las concentraciones obtenidas en el grupo que tomó creatina.

Así pues, a día de hoy no existe evidencia ni hay datos como para decir que la creatina provoque alopecia, puesto que el único estudio que hay (que sólo haya uno ya es una limitación) ni siquiera mide este suceso, no establece una relación causal clara entre el consumo de creatina y aumento de la DHT y ni siquiera se puede concluir que ese aumento de la DHT sea sustancial como para provocar una alopecia sustancial.

Por otro lado, tampoco podemos decir rotundamente que la creatina NO pueda favorecer la alopecia, simplemente decir que a día de hoy no hay ninguna evidencia que nos haga pensar que si, por lo que hay que esperar a futuros estudios que investigen este hecho correctamente para sacar conclusiones. Quizás personas con tendencia a la alopecia puedan tener algo de reparo por este hecho, pero realmente los datos que hay no son tan significativos como para decir que el consumo de creatina pueda agravar notablemente esa alopecia. De momento, y hasta que no haya más estudios fiables al respecto, puedes tomar tranquilamente creatina sin miedo a que se te vea el cartón, tu viaje a Turquía puede esperar 😉

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies