Más del 10% de la población mundial sufre actualmente de enfermedad renal crónica no dependiente de diálisis (ERC) y se espera que casi uno de cada dos adultos de 30 a 64 años desarrolle ERC durante su vida.

Las comorbilidades que acompañan a la ERC son, en gran parte, la pérdida progresiva de la gran cantidad de funciones que presentan los riñones. Esto requiere muchos ajustes en la dieta, incluida la restricción de la ingesta de proteínas, fósforo, sodio y potasio. Si bien las pautas dietéticas respaldan una ingesta equilibrada de proteínas animales y vegetales, los alimentos de origen vegetal se recomiendan cada vez más, ya que estos alimentos contienen cantidades más pequeñas de ácidos grasos saturados y proteína absorbible total.

La National Kidney Foundation destaca a las dietas basadas en plantas como beneficiosa para los pacientes con ERC. Desafortunadamente, estas recomendaciones dietéticas no pueden prevenir la aparición de muchos síntomas, que generalmente incluyen fatigabilidad, debilidad muscular, desgaste muscular y sarcopenia.

Una amenaza que viene con la recomendación de dietas bajas en proteínas en pacientes con ERC, particularmente con un enfoque basado en proteínas provenientes de fuentes vegetales, es la deficiencia de creatina, sin embargo, las recomendaciones y pautas existentes para las dietas en pacientes con ERC no mencionan la ingesta de creatina, ni la amenaza potencial de deficiencia de creatina.

Más del 90% de la creatina y fosfocreatina del cuerpo está presente en el músculo, de los cuales en las células musculares en reposo un tercio existe en forma de creatina y dos tercios en forma de fosfocreatina. Dado que, en los alimentos, la creatina es exclusivamente de origen animal y dado que las carnes son las fuentes principales (los productos lácteos generalmente suministran, como máximo, el 20% de la creatina en la dieta), es evidente que los vegetarianos necesitan sintetizar toda (veganos) o casi toda (lacto-ovo vegetarianos) su creatina. El hecho de que se haya demostrado que los vegetarianos tienen niveles más bajos de creatina muscular que los no vegetarianos demuestra que el mantenimiento de las reservas de creatina se ve comprometido en estas circunstancias.

Se puede presuponer que en etapas crecientes de ERC, la creatina proveniente de carne y lácteos en los alimentos se convierte cada vez más en un nutriente esencial, optando por la suplementación como posible solución. Este fenómeno estará más presente en pacientes con ERC dependiente de diálisis. Con un enfoque cada vez mayor en una ingesta basada en plantas, es probable que estas demandas crecientes de creatina en la dieta no se cumplan lo suficiente. Esto daría como resultado una deficiencia de creatina, con importantes contribuciones a la sarcopenia, fatiga, calidad de vida deteriorada, cognición deteriorada y mortalidad prematura observada en la ERC. Se necesitan más estudios para investigar el potencial de aumentar la creatina en la dieta o los suplementos de creatina en pacientes con ERC dependiente de diálisis y, si se demuestra que es cierto, también en pacientes prediálisis con ERC en etapas 3-5.

Post, A., Tsikas, D., & Bakker, S. J. (2019). Creatine is a Conditionally Essential Nutrient in Chronic Kidney Disease: A Hypothesis and Narrative Literature

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies