Voy a intentar dar respuesta a estas tres preguntas relacionadas con el exceso de proteína. ¿Engorda? ¿Daña el riñón? ¿Daña el hueso?

¡Vamos con ello!

Proteína y grasa corporal

Un exceso de proteína en la dieta se oxidará, se incorporará en tejidos, se convertirá en glucosa o se excretará. No hay ningún beneficio de tomar más proteína de la necesaria. Además, si el exceso de proteína conlleva un superávit calórico, habrá ganancia de grasa corporal. En primer lugar, un exceso de proteína hará que se oxiden muchos aminoácidos como fuente de energía dejando que la grasa y los carbohidratos se acumulen.

Por otro lado, a la contra de lo que se pensaba, parece que un exceso de proteína en un contexto de superávit calórico y sedentarismo se puede convertir en grasa (lipogénesis de novo). En los hepatocitos, podría ser que el carbono derivado del glutamato se incorporara a los triglicéridos a través del palmitato. Una dieta muy alta en proteína podría aumentar los triglicéridos y el LDL en humanos (Charodemou et al 2019)

Algunos aminoácidos como el glutamato, la glutamina o la leucina activan la cascada de señalización de Akt tal cuál la insulina y en última instancia, la p70S6K fosforila en serina a IRS-1 (es decir, “apagándola”).

Daño renal

Mientras que las personas con riñones sanos pueden no verse afectadas, aquellas con dotación limitada de nefronas y con riesgo de enfermedad renal crónica pueden ser más vulnerables (Ko et al 2020). Sin embargo, en sujetos sanos y/o deportistas parece no representar ningún problema. Varios estudios donde se administran dosis hiper elevadas de proteínas a sujetos deportistas durante 6 o 12 meses, no presentan ningún tipo de daño renal. Aunque es poco probable que en sujetos sanos y activos suponga ningún problema, tampoco está justificado consumir tanta proteína por lo que mejor ser prudente.

Proteína y osteoporosis

Hoy en día la ciencia nos dice que esto no es así. De hecho, los estudios recientes nos indican más bien lo contrario. La ingesta de proteína por encima de 0,8 g/kg puede ser beneficiosa para prevenir fracturas de cadera, la pérdida de densidad mineral ósea y es clave para el desarrollo y mantenimiento óseo (Wallace et al 2017; White et al 2017).

Suscríbete por sólo 10 €/mes. Cancela cuando quieras.

¿Quieres acceder a artículos, infografías y estudios de interés completos y exclusivos?
Hazte miembro de la Zona Premium por sólo 10 €/mes.

¡Ahora 8 artículos/podcast nuevos cada mes!

Deja un comentario

Quizás también pueden interesarte los siguientes artículos

Hazte con mi libro Réquiem por una Pirámide

En este libro pongo orden al caos de información que nos confunde en el ámbito de la salud, la nutrición y el ejercicio, partiendo del rigor, la ciencia y, sobre todo, del sentido común.

Libro Réquiem por una Pirámide

Categorías

Mis últimos artículos

Suscríbete a mi Newsletter

Recibe todas las novedades.

Últimos artículos del blog, promociones exclusivas, últimos cursos disponibles y mucho más. Además, al suscribirte, recibirás de 2 regalos: un documento con 100 preguntas y respuestas sobre nutrición y entrenamiento y un completo documento de 22 páginas con respuestas a preguntas sobre los carbohidratos, la resistencia a la insulina, la pérdida de grasa y el ejercicio.