La mayoría de los adultos tienen deficiencia tanto de vitamina D como de magnesio, pero muchos profesionales de la salud continúan sin reconocerlo. Según los estudios epidemiológicos, cerca del 75% de todos los adultos en todo el mundo tienen niveles séricos deficientes de vitamina D.

El déficit de vitamina D se asocia con un mayor riesgo de sufrir enfermedades autoinmunes, cardiovasculares, cáncer, enfermedades neurodegenerativas, sarcopenia, etc. Además, el déficit de vitamina D provoca efectos catabólicos en el tejido muscular (degradación de masa muscular), por lo que puede provocar debilidad muscular y perjudicar la contracción de nuestros músculos. Esto, en un ambiente deportivo, podría poner en peligro el rendimiento. A pesar de esto, gran parte de los deportistas también tienen déficit de esta vitamina (Farrokhyar, F et al 2015).

El magnesio es un mineral fundamental en el cuerpo humano y participa en aproximadamente el 80% de las funciones metabólicas conocidas. Actualmente se estima que el 80% de los adultos no alcanzan la ingesta dietética promedio (IDA) y el 45% de los estadounidenses tienen deficiencia de magnesio, una condición asociada con estados patológicos como hipertensión, diabetes y trastornos neurológicos, por nombrar algunos.

¿Y qué tiene que ver el déficit de Vitamina D con el déficit de Magnesio?

Pues muchísimo, ya que uno de los grandes factores causantes del gran déficit de vitamina D es el déficit propio de magnesio, algo que está presente hasta en el 80% de la población.

Varios pasos en el metabolismo de la vitamina D dependen del magnesio. Las enzimas que sintetizan y metabolizan la vitamina D dependen del magnesio. Varios estudios recientes encontraron que la ingesta de magnesio interactuó significativamente con la vitamina D. Una revisión publicada (Uwitonze&Razzaque 2018) encontró que la vitamina D no se puede metabolizar sin niveles suficientes de magnesio, lo que significa que la vitamina D permanece almacenada e inactiva en gran parte de la población.

“Las personas están tomando suplementos de vitamina D, pero no se dan cuenta de cómo se metaboliza. Sin magnesio, la vitamina D no es realmente útil ni segura“, dice el coautor del estudio Mohammed S. Razzaque. Los pacientes con niveles óptimos de magnesio requieren menos suplementos de vitamina D para alcanzar niveles suficientes de vitamina D. De hecho, Dai et al 2018 concluyen en su estudio que el estado óptimo de magnesio es clave para optimizar el estado de la vitamina D.

Pero hay más…

El magnesio es esencial en el metabolismo de la vitamina D y la ingesta de grandes dosis de vitamina D puede inducir un agotamiento severo del magnesio al usarlo como cofactor. Por tanto, la suplementación adecuada de magnesio debe considerarse un aspecto importante cuando se inicia la suplementación con vitamina D.

Por tanto, la alta ingesta de vitamina D puede inducir la depleción de magnesio, por lo que es altamente recomendable valorar la suplementación con magnesio cuando se realiza una terapia de suplementación con vitamina D.

En resumen, se necesita de magnesio para alcanzar los niveles óptimos de vitamina D cuando se inicia la suplementación de la misma y a su vez se necesita magnesio para asegurar que la propia suplementación de vitamina D no agota nuestras reservas de magnesio.

Pero es que todavía hay más…

A pesar de que los informes de intoxicación por vitamina D son raros, no significa que no ocurran y causa aumento de los niveles de calcio en sangre, que a la larga puede causar problemas en los huesos, tejidos blandos y riñones.

Pues de nuevo el magnesio es clave aquí, ya que este mineral no solo es clave en la metabolización de la vitamina D, sino que también es clave en su desactivación, es decir, que regula los niveles de vitamina D tanto cuando están bajos como cuando están altos para que se mantengan en rangos adecuados (Dai et al 2018)

El estudio de Dai et al 2018 indica que el magnesio optimiza el estado de la vitamina D, elevándolo en personas con niveles deficientes y disminuyéndolo en personas con niveles altos.

Por todo lo citado anteriormente, he diseñado un suplemento a través de Fullgas que no existe a día de hoy en el mercado.

Se trata de una combinación de vitamina D y magnesio en cápsulas de aceite (la vitamina D es liposoluble) y no en polvo para asegurar su correcta absorción. Y además están dosificadas para obtener la dosis óptima de vitamina D diaria según la evidencia científica (4000 UI) y 250 mg de magnesio (en la misma cápsula).

Así pues, aseguras obtener la dosis óptima de vitamina D (asegurando su absorción correcta) y de magnesio en el mismo suplemento.

Además hemos usado las mejores materias primas patentadas para este producto. Hemos usado la patente Quali-D de DSM para la vitamina D y la patente SIMAG para el magnesio que marca la diferencia por su origen , ya que el magnesio es obtenido de agua marina, es decir, que es natural y no se trata de un magnesio sintético.

Decir también que este suplemento (y los otros que sacaré) tienen pasado un control anti-doping así que es seguro para cualquier deportista.

*Puedes encontrarlo en la web de FullGas y otras  páginas de ventas online.

PRESENTACIÓN DEL SUPLEMENTO DE VITAMINA D + MAGNESIO DE FULLGAS

Comparto con vosotros el vídeo presentación de este nuevo suplemento formulado por mi para FullGas, y que he tenido el placer de presentar junto a mi amigo Jorge Fernández, que, además de ser un estupendo presentador de televisión, es Licenciado en Educación Física y un gran deportista.

  • ¿Quieres acceder a artículos, infografías y estudios de interés completos y exclusivos sobre entrenamiento, fisiología, fisiopatología, nutrición, nutrición deportiva y mucho más? ¡Hazte miembro de la Zona Premium por sólo 10 €/mes!

Suscribirme a Zona Premium

Deja un comentario

Quizás también pueden interesarte los siguientes artículos

Sobre qué hablo

Mis últimos artículos

Suscríbete a mi Newsletter

Recibe todas las novedades.

Últimos artículos del blog, promociones exclusivas, últimos cursos disponibles y mucho más. Además, al suscribirte, recibirás de regalo un interesante documento con 100 preguntas sobre nutrición y entrenamiento y mis respuestas a las mismas.