Los tsimane: el secreto de la prevención cerebrovascular

Un nuevo estudio (Irimia et al 2021) ha descubierto que los indígenas “Tsimane” experimentan menos atrofia cerebral (un 70% más lenta) que la población occidental a medida que envejecen. La atrofia se correlaciona con el riesgo de deterioro cognitivo, deterioro funcional y demencia.

Aunque las personas en las naciones industrializadas tienen acceso a la atención médica moderna, son más sedentarias y consumen una dieta insana. En contraste, los “Tsimane” tienen poco o ningún acceso a la atención médica, pero son mucho más activos físicamente y consumen una dieta alta en fibra que incluye verduras, pescado y carne magra.

Esto es una muestra de los peligros potencialmente perjudiciales del estilo de vida moderno en nuestra salud y sugieren que la atrofia cerebral puede reducirse sustancialmente por los mismos mecanismos que se reducen los factores de riesgo cardiovascular.

Además, los investigadores señalan que los “Tsimane” tienen altos niveles de inflamación, que generalmente se asocia con la atrofia cerebral en los occidentales. Pero el estudio sugiere que la inflamación alta no tiene un efecto pronunciado sobre los cerebros de “Tsimane”.

Según los autores del estudio, los bajos riesgos cardiovasculares de los “Tsimane” pueden superar el riesgo inflamatorio provocado por la infección. Una posible razón es que, en occidentales, la inflamación se asocia con obesidad y causas metabólicas, mientras que, en los “Tsimane”, es impulsada por infecciones respiratorias, gastrointestinales y parasitarias.

Nuestro estilo de vida sedentario y con una mala dieta acelera la pérdida de tejido cerebral con la edad haciéndonos más vulnerables a enfermedades como el Alzheimer.

Por otro lado, otro estudio (Kaplan et al 2017) mostró que los “Tsimane” tienen la prevalencia más baja de aterosclerosis coronaria de cualquier población conocida por la ciencia y que tienen pocos factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, a pesar de una alta carga inflamatoria. Los autores sugieren que la aterosclerosis coronaria se puede evitar en la mayoría de las personas logrando una vida con LDL muy bajo, presión arterial baja, glucosa baja, índice de masa corporal normal y mucha actividad física.

Suscríbete por sólo 10 €/mes. Cancela cuando quieras.

¿Quieres acceder a artículos, infografías y estudios de interés completos y exclusivos?
Hazte miembro de la Zona Premium por sólo 10 €/mes.

¡Ahora 8 artículos/podcast nuevos cada mes!
Empezar ahora

Deja un comentario

Quizás también pueden interesarte los siguientes artículos

Hazte con mi libro Réquiem por una Pirámide

En este libro pongo orden al caos de información que nos confunde en el ámbito de la salud, la nutrición y el ejercicio, partiendo del rigor, la ciencia y, sobre todo, del sentido común.

Libro Réquiem por una Pirámide
Comprar ahora

Categorías

Mis últimos artículos

Suscríbete a mi Newsletter

Recibe todas las novedades.

Últimos artículos del blog, promociones exclusivas, últimos cursos disponibles y mucho más. Además, al suscribirte, recibirás de 2 regalos: un documento con 100 preguntas y respuestas sobre nutrición y entrenamiento y un completo documento de 22 páginas con respuestas a preguntas sobre los carbohidratos, la resistencia a la insulina, la pérdida de grasa y el ejercicio. 

Suscríbete ahora