Te entiendo C3PO, sé que estás confuso y con dudas sobre cómo tienes que alimentarte. Hoy en día la polarización ha desembocado en un maniqueísmo nutricional. A cualquier alimento, independientemente de lo nutritivo o saludable que sea, se le exageran propiedades beneficiosas o perjudiciales. Sin embargo, ni existen alimentos milagro ni existen alimentos demonios, al menos de forma general (otra cosa es en contextos determinados).

Y si, te volverán loco. Te dirán que los vegetales y las legumbres tienen antinutrientes, las frutas azúcar y/o fructosa, que usar edulcorantes es peligrosísimo… Vamos, que parece que del sabor dulce te casi que te tienes que olvidar, y ya discutiremos en otro momento por qué carajo hemos evolucionado con receptores de sabor dulce en nuestras papilas…

Pero claro, los dátiles o la miel si son buenos, porque están de moda…

Pues ni buenos ni malos oye… dependerá del contexto.

Sé que te dirán que no comas carne porque produce cáncer, que no comas pescado porque tiene mercurio, que no tomes lácteos porque son proinflamatorios, que los cereales tiene gluten (y es el demonio), que además los carbohidratos engordan y provocan resistencia a la insulina o que las grasas saturadas producen problemas cardiovasculares.

Sé que te insultarán si alguna vez consumes algún ultraprocesado de forma esporádica, te dirán que el jamón cocido o el pavo son los culpables de todos tus males (hasta de que te vaya mal en el trabajo si es necesario) o incluso te prohibirán el zumo de naranja que tanto te gusta tomar después del partido.

Lo sé C3PO, es la dicotomía nutricional que existe hoy en día a nivel popular. Pero tú sabrás contextualizar y analizar con sentido común todo para saber alimentarte en función a tu perfil y contexto particular, sin hacer caso a chorradas alarmistas y entendiendo que no todo es la alimentación.

Empieza por una cosa: Haz ejercicio y sé activo. Solo con eso ya puedes olvidarte de muchas gilipolleces que se comentan. Descansa correctamente, gestiona tu estrés y exponerte al sol. Empieza por ahí y luego hablamos de cómo debes alimentarte. Se coherente contigo mismo, piensa y reflexiona.

Deja un comentario

Quizás también pueden interesarte los siguientes artículos

Últimos artículos

Suscríbete a mi Newsletter

Recibe todas las novedades.

Últimos artículos del blog, promociones exclusivas, últimos cursos disponibles y mucho más.