¿Qué son la Zonas Azules?

Las “Zonas Azules” son ubicaciones geográficas donde se dice que las personas viven más que en otros lugares.

Zonas Azules y longevidad: ¿Qué hay de cierto?

Se han estudiado en busca de factores comunes que puedan promover la longevidad. La “Dieta de la Zona Azul” asume que se han identificado factores dietéticos comunes entre estas poblaciones y que por tanto, seguir su dieta nos hará vivir más tiempo. Esto es una suposición falsa basada en la especulación, la desinformación y las ilusiones, no en la ciencia.

Lo primero de todo, es que las afirmaciones de longevidad extrema en estos lugares es un fraude (al menos en la actualidad). Se ha demostrado que los registros de edad y muerte de estos lugares eran erróneos. Además, mucha gente mentía en cuanto a su edad (Newman et al 2019).

El reclamo de la ciudad de Okinawa (Japón) es ser considerada la población más longeva del mundo. Pero datos recientes muestran que los habitantes de Okinawa no viven tanto como los habitantes de otras regiones japonesas (Gabrilova et al 2012).

Okinawa ahora alberga varios restaurantes de comida rápida como los Kentucky Fried Chicken. Después de la Guerra Mundial, el IMC y la ingesta de energía de sus habitantes aumentaron, mientras que el gasto de energía disminuyó, de modo que los adultos de Okinawa dejaron de estar en un estado de restricción calórica.

Incluso si vivieran más tiempo, es simplista suponer que la dieta es la razón única y no otros factores de estilo de vida.

Estilo de vida común en las Zonas Azules

  • Actividad física moderada y regular
  • Propósito de vida
  • Reducción de estrés
  • Ingesta calórica moderada
  • Dieta basada principalmente en plantas (vegetales, cereales integrales fruta, legumbres, etc.), carne y pescado de calidad, lácteos, etc.
  • Ingesta moderada de alcohol, especialmente el vino
  • Compromiso con la espiritualidad o la religión
  • Compromiso con la vida familiar
  • Compromiso con la vida social

La ciencia ha estado estudiando los factores dietéticos que podrían mejorar la longevidad, pero no ha encontrado ninguna respuesta definitiva, ya que, pese a tener cosas comunes, las dietas son muy variadas entre estas Zonas Azules.

La restricción calórica se propone como principal medida. Sin embargo, esta prolonga la vida en muchos animales, pero los datos en primates son mixtos y el concepto no se ha probado en humanos. De hecho, la restricción calórica aumenta la longevidad, seguramente, porque previene el sobrepeso y la alteración de marcadores cardiometabólicos, pero también tiene su cara “B”:

  • Disminución de las hormonas sexuales.
  • Pérdida ósea y muscular.
  • Sensibilidad al frío.
  • Peor cicatrización de heridas.
  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Otros.

Suscríbete por sólo 10 €/mes. Cancela cuando quieras.

¿Quieres acceder a artículos, infografías y estudios de interés completos y exclusivos?
Hazte miembro de la Zona Premium por sólo 10 €/mes.

¡Ahora 8 artículos/podcast nuevos cada mes!

Deja un comentario

Quizás también pueden interesarte los siguientes artículos

Hazte con mi libro Réquiem por una Pirámide

En este libro pongo orden al caos de información que nos confunde en el ámbito de la salud, la nutrición y el ejercicio, partiendo del rigor, la ciencia y, sobre todo, del sentido común.

Libro Réquiem por una Pirámide

Categorías

Mis últimos artículos

Suscríbete a mi Newsletter

Recibe todas las novedades.

Últimos artículos del blog, promociones exclusivas, últimos cursos disponibles y mucho más. Además, al suscribirte, recibirás de 2 regalos: un documento con 100 preguntas y respuestas sobre nutrición y entrenamiento y un completo documento de 22 páginas con respuestas a preguntas sobre los carbohidratos, la resistencia a la insulina, la pérdida de grasa y el ejercicio.