Ayuno intermitente y contexto | Ismael Galancho

Nuevo estudio recién publicado (Estrada deLeón et al 2022), concluye que sujetos de 65 años o más que realizaron un ayuno nocturno de más de 12 horas se asociaban con niveles más bajos de colesterol HDL y con desbalances electrolíticos como hipocloremia (marcador de problemas gástricos o renales) e hiperpotasemia (relacionado con acidosis metabólica). Pero esta desregularización se corrigió cuando se agregó un ajuste en la dieta para la masa corporal.

Por tanto, los autores concluyen que el ayuno nocturno prolongado no mejoró estos parámetros sino que los empeoró en sujetos ancianos. Sin embargo, al ajustar la dieta en si misma para mejorar la masa corporal, más allá del ayuno nocturno de 12 horas, se revirtió este problema. Este estudio, en adultos mayores, se relaciona con otro estudio recién publicado por el mismo grupo de investigación (Estrada deLeón et al 2021), que concluye que el ayuno nocturno alargado en esta población puede aumentar el riesgo de desnutrición. En este estudio en cuestión, las personas mayores con ayunos nocturnos de más de 12 horas presentaban peor función en las piernas, deterioro del equilibrio y dificultad para levantarse de una silla independientemente del nivel de actividad física.

¿Significa esto que ahora el ayuno nocturno es malo? No, significa que como siempre, hay que atender al contexto de cada sujeto y valorar lo que es mejor para él y lo que no en todos los sentidos.

Aquellos que intentan imponer métodos universales para todos y que exageran las propiedades de estas intervenciones para captar clientes deben pararse a reflexionar.

Por otro lado, una vez más, este estudio muestra que los principales beneficios del ayuno vienen dados por la restricción calórica y/o pérdida de peso. E insisto en “principales”, otra cosa es que pueda tener ligeros beneficios más allá de estos mecanismos.

Tenemos que seguir esperando a ver que nos dice la ciencia para ver si el ayuno por sí mismo puede presentar algunos beneficios más allá. Ojalá sea que sí, ya que tenemos una muy buena herramienta para mejorar alteraciones metabólicas, pero hasta la fecha la ciencia no nos muestra eso y adelantarnos a ella es imprudente e inmoral.

Suscríbete por sólo 10 €/mes. Cancela cuando quieras.

¿Quieres acceder a artículos, infografías y estudios de interés completos y exclusivos?
Hazte miembro de la Zona Premium por sólo 10 €/mes.

¡Ahora 8 artículos/podcast nuevos cada mes!
Empezar ahora

Deja un comentario

Quizás también pueden interesarte los siguientes artículos

Hazte con mi libro Réquiem por una Pirámide

En este libro pongo orden al caos de información que nos confunde en el ámbito de la salud, la nutrición y el ejercicio, partiendo del rigor, la ciencia y, sobre todo, del sentido común.

Libro Réquiem por una Pirámide
Comprar ahora

Categorías

Mis últimos artículos

Suscríbete a mi Newsletter

Recibe todas las novedades.

Últimos artículos del blog, promociones exclusivas, últimos cursos disponibles y mucho más. Además, al suscribirte, recibirás de 2 regalos: un documento con 100 preguntas y respuestas sobre nutrición y entrenamiento y un completo documento de 22 páginas con respuestas a preguntas sobre los carbohidratos, la resistencia a la insulina, la pérdida de grasa y el ejercicio. 

Suscríbete ahora