Aeróbico y anaeróbico, conceptos a aclarar

Es curioso que los términos aeróbico y anaeróbico continúan siendo mal utilizados en las ciencias del ejercicio.

Describir los esfuerzos o tipos de ejercicio en función de su “vía fisiológica” lleva a errores. De hecho, muchos entrenadores o investigadores denominan al ejercicio de corta duración como “anaeróbico” y a los esfuerzos más largos como “aeróbico”, siendo nomenclaturas erróneas por los siguientes motivos:

  1. Algunos piensan que el término “anaeróbico” se refiere a la ausencia de oxígeno, cuando no es así. Respecto al término “aeróbico”, se piensa que elimina cualquier esfuerzo de contribución “anaeróbica”, cuando tampoco es así.
  2. Las contribuciones metabólicas al ejercicio no se pueden separar o categorizar tan fácilmente.
  3. La contribución de las vías metabólicas dependen principalmente tanto de la intensidad como de la duración del ejercicio. Por lo tanto, es incorrecto clasificar un esfuerzo (por ejemplo “ejercicio anaeróbico láctico”) cuando otras vías metabólicas también están involucradas simultáneamente.

Es importante explicar el por qué es errónea dicha nomenclatura:

  1. El metabolismo “anaeróbico” no es una vía que funciona en ausencia de oxígeno, sino más bien se refiere a que “no utiliza oxígeno”. Siempre hay oxígeno en la célula. Por tanto, el metabolismo “anaeróbico” no debe denominarse “anaeróbico” sino más bien “independiente del oxígeno” o “no mitocondrial”. Por lo tanto, en lugar de llamarlo “vía anaeróbica aláctica”, debería denominarse la “vía de los fosfágenos”.
  2. Del mismo modo, la “glucólisis” simplemente debería reemplazar la clásica “vía láctica anaeróbica”, ya que nuevamente, aunque no está directamente involucrado en esta vía, el oxígeno todavía está presente.
  3. Para la tercera vía de energía metabólica, “fosforilación oxidativa” debería reemplazar el término “vía aeróbica”. Esta puede usar tanto energía derivada de la glucólisis como propiamente derivada de la beta-oxidación de ácidos grasos.
  4. No existen esfuerzos que involucren una sola vía. En esfuerzos muy breves, también está presente de manera significativa la “fosforilación oxidativa” y los esfuerzos aeróbicos puros no existen.

Suscríbete por sólo 10 €/mes. Cancela cuando quieras.

¿Quieres acceder a artículos, infografías y estudios de interés completos y exclusivos?
Hazte miembro de la Zona Premium por sólo 10 €/mes.

¡Ahora 8 artículos/podcast nuevos cada mes!
Empezar ahora

Deja un comentario

Quizás también pueden interesarte los siguientes artículos

Hazte con mi libro Réquiem por una Pirámide

En este libro pongo orden al caos de información que nos confunde en el ámbito de la salud, la nutrición y el ejercicio, partiendo del rigor, la ciencia y, sobre todo, del sentido común.

Libro Réquiem por una Pirámide
Comprar ahora

Categorías

Mis últimos artículos

Suscríbete a mi Newsletter

Recibe todas las novedades.

Últimos artículos del blog, promociones exclusivas, últimos cursos disponibles y mucho más. Además, al suscribirte, recibirás de 2 regalos: un documento con 100 preguntas y respuestas sobre nutrición y entrenamiento y un completo documento de 22 páginas con respuestas a preguntas sobre los carbohidratos, la resistencia a la insulina, la pérdida de grasa y el ejercicio. 

Suscríbete ahora