PRE- PEAK WEAK (semana previa a la semana previa de la competición en culturismo jajaja)

Mucho se habla de la Peak Weak, es decir, la semana previa a una competición de cultuirsmo, fitness, etc. Aquí existe mucha pseudociencia en torno a la manipulación de agua, sodio y demás, con errores garrafales por bandera. También es reconocido la sobrecarga de glucógeno muscular y demás.

Sin embargo, ¿nadie habla de la semana o semanas previas a la Peak- Weak? Si ya es fácil cometer errores en la Peak Weak, en mi opinión, más errores se comenten aún en los días previos a ella, es decir, por ejemplo, desde el día 14 hasta el día 3-4 antes de competir, pero apenas se habla de ello.

 

Esta fase suele estar caracterizada por un obvio y severo déficit calórico, unido a una drástica restricción de carbohidratos en la dieta o incluso eliminación completa. En tales condiciones, el cuerpo apenas puede usar carbohidratos para producir energía porque sus reservas son críticas, como lo indica también disminución de los valores de glucosa en sangre. Las reservas de grasa corporal también están cerca de la cantidad mínima que se necesita para la supervivencia y apenas pueden ser usadas para producir energía tampoco. Por tanto, el aumento clásico y en exceso de la ingesta proteica, fuerza al cuerpo humano a usar proteínas para obtener energía y además se “acostumbra” a esas condiciones.

Sin embargo, todavía hay una gran deficiencia de energía prevalente en el organismo y, a  medida que el cuerpo se acostumbra a “confiar” en energía adicional procedente de proteínas, las proteínas “disponibles” en el tejido muscular pueden ser catabolizadas y por tanto la pérdida de masa muscular aumenta.

El porcentaje de grasa corporal crítico para que esto ocurra podría estar alrededor de 7.0-7.5% de donde tanto la insulina como IGF-1 tienden a disminuir por debajo de valores de referencia saludables. Bajos niveles de IGF-1 y de insulina estarán seguidos por una rápida pérdida de masa muscular. Por lo tanto, si las competiciones están a más de 10 días de distancia, puede haber una seria y significativa pérdida de masa muscular.

Por tanto, el consumo de más proteínas (en exceso) se destinará para la obtención de energía en estas condiciones, por lo que la práctica común utilizada de aumentar en exceso la ingesta proteica en estas condiciones es cuestionable, debido a la regulación a la baja de las vías anabólicas. No reducir tanto los carbohidratos será una estrategia más efectiva, ya que además ayudarán mantener los rangos fisiológicos de insulina e IGF-1

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies